Abril 25, 2019

Para la FAO las ciudades son fundamentales para transformar sistema alimentario

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), José Graziano da Silva, aseguró este martes que las ciudades son fundamentales para la transformación de los sistemas alimentarios.

La gran mayoría de la población mundial habita en estos momentos en zonas urbanas, pero en ellas también se concentra la insalubridad, el hambre y la pobreza, dijo en un evento en la sede de la ONU en Nueva York.

Frente a este problema, resulta urgente poner en práctica un sistema alimentario que ofrezca comida nutritiva y conserve los recursos naturales y la biodiversidad, apuntó.

El 80 por ciento de todos los alimentos producidos en el mundo se consumen en zonas urbanas, pero existen muy pocas políticas públicas en estos espacios sobre alimentación y promoción de estilos de vida saludables, advirtió.

A su cosideración, las costumbres alimenticias ya no se tratan de un problema individual o familiar: cada vez más atañe a la esfera pública.

Con relacion a ello, se refirió al Pacto de Milán, primer protocolo que exhorta a las icudades a desarrollar sistemas de alimentación sostenibles.

Para alcanzar la meta de la Agenda 2030 de acabar con el hambre en el mundo, no basta solo con el compromiso de los Gobiernos nacionales y lo local cobra mucha importancia, enfatizó.

En esta era de urbanización acelerada, las ciudades adquieren un lugar de mayor relevancia, observó el director general de la FAO.

Mientras la cifra de personas que sufren de hambre se multiplicó en los últimos años, paradójicamente, también se disparó el número de personas obesas debido al consumo de alimentos altamente procesados y poco saludables, alertó.

La presidenta de la Asamblea General de la ONU en su 73 período de sesiones, María Fernanda Espinosa, también reconoció los esfuerzos que realizan los alcaldes de varias ciudades con el apoyo de la FAO para acabar con el hambre, la inseguridad alimentaria y reducir los desperdicios de alimentos.

Un futuro mejor para todos, más sostenible e incluyente es posible, y las ciudades tendrán un rol importante en esa dirección, consideró la diplomática.

Altros representantes de ciudades como Nairobi (Kenya), Valencia (España), Quito (Ecuador), Praia (Cabo Verde), Surabaya (Indonesia) y Nueva York (Estados Unidos) se unieron para discutir sobre el desarrollo sostenible de las urbanizaciones en la sede de la ONU.

De acuerdo con cifras de la organización multilateral, el 55 por ciento de la población mundial vive actualmente en áreas urbanas y se espera que esta proporción aumente al 70 por ciento para 2050.